Es bien sabido que, para una negocio o empresa, existen dos épocas del año en la que comienza una nueva temporada que hará que las empresas se replanteen sus estrategias, se propongan ahorrar o se decidan a dar ese paso adelante que tanto se ha estudiado. Obviamente el inicio de un nuevo año es una de esas épocas que hablamos, pero septiembre, tras las vacaciones veraniegas es otra de las fechas señaladas en las agendas de los empresarios para realizar cambios importantes.

Existen multitud de sectores que este mes de septiembre deben realizar cambios estructurales casi de forma obligatoria: hoteles y servicio de hospedería, tiendas de ropa, etc. Pero a nivel de servicios de oficina, también existen multitud de cambios orientados a ahorrar costes para los siguientes meses.

Uno de estos ahorros puede venir marcado en la gestión de compra venta de los cartuchos y tóners.

Ahorro en la compra de cartuchos

Nuestros sistemas de impresión pueden llegar a necesitar de varios cartuchos o tóner (según el modelo que utilicemos) durante todo el mes. Conseguir un buen ahorro en la compra de estos cartuchos de tinta puede suponer un gran ahorro a nivel empresarial. Pero ¿cómo podemos conseguir ahorrar en la compra de cartuchos?

Además de contar con cartuchos originales, existe la posibilidad de utilizar cartuchos recargables. Recargar un tóner o cartucho siempre te resultará más económico que comprar un tóner nuevo por lo que la diferencia de precio podremos ahorrarla de forma considerable a medida que vayamos utilizándolos. Un gran truco que puede repercutirnos de forma positiva en la economía de la empresa.

Venta de consumibles

Otro de los puntos a tener muy en cuenta para ahorrar en este inicio de temporada tras las vacaciones de la oficina es la venta de consumibles.

En ocasiones, disponemos de cartuchos y tóners en desuso apartados en un rincón de nuestro almacén: o bien por un cambio de sistema de impresión o por una mala planificación en la compra de nuestros cartuchos. Estos cartuchos pueden ser vendidos y recuperar un dinero que no estamos utilizando y que por lo tanto no es rentable para la empresa. De esta forma liberaremos “stockage” y obtendremos beneficios por nuestros cartuchos nuevos sin uso.

Con estos pequeños gestos en la gestión de vuestros cartuchos y/o tóner podréis ahorrar y obtener un beneficio que no se planteaba en la estrategia de empresa con la comodidad que BCNRecicla! puede ofrecer.

Y tu empresa ¿empieza con buen pie en el ahorro tras el periodo vacacional?